CESTA DE NAVIDAD como derecho adquirido.

Apropiada para estas fechas, tenemos una nueva sentencia del TS que por cuarta vez ha considerando las cestas una condición más beneficiosa incorporada a los contratos de trabajo. Si se dan los requisitos de la condición más beneficiosa, la cesta de navidad constituye un derecho adquirido (básicamente son dos los requisitos: establecerse por pacto expreso o tácito y ser más favorable a las establecidas legalmente). Así, hasta en 4 ocasiones lo ha dictado el Tribunal Supremo (en una 5ª ocasión negó esta consideración, por lo que hay que atenerse a las circunstancias concretas del caso). En esta última sentencia conocida el pasado 17 de diciembre, la empresa siempre había entregado esta cesta, salvo en 1997 en que la sustituyó por un cheque regalo. En 2013 por circunstancias económicas no entregó dicha cesta, sin que la representación social ese año reclamase por ello. No obstante, dejó de entregarla a partir de entonces y durante los años sucesivos y la representación legal sí solicitó su instauración cada año.

La fundamentación de la sentencia que reconoce que era un derecho adquirido incorporado a los contratos de trabajo y por tanto obligatoria para la empresa, es la de que existió históricamente dicha entrega y sin solución de continuidad hasta 2013, de forma regular, constante y reiterada cada año, con plena y consciente voluntad de beneficiar a los trabajadores de la plantilla.

Sobre la supresión en 2013, el Supremo resalta que la decisión de la empresa tenía una clara vocación coyuntural, al ceñir de modo expreso la medida a dicha anualidad. La falta de impugnación por los sindicatos, “pone de manifiesto que la parte social aceptaba el sacrificio puntual en atención a las circunstancias afirmadas por la empresa en relación con la situación de dicha anualidad”.

Vigo. 18.12.19

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *